Opinar sin conceptos

Posted by Gonzalo Aloras on Feb 27 2014 | Uncategorized

El enemigo número uno para el pensamiento es la opinión, que no obstante pretendía protegernos del caos. El pensamiento necesita conceptos para pensar. La opinión es de otra naturaleza y puede reproducirse al infinito, concatenándose sin alcanzar jamás una mínima consistencia, chocando con otras infinitas opiniones. Los conceptos de las cosas, en cambio, son irrefutables. Y sólo pueden ser superados o reemplazados por otro concepto. Es como sucede en la ciencia: a nadie se le ocurre ponerse a “opinar” sobre triángulos sino partiendo del concepto de triángulo. De hecho sólo las discusiones bajo un mismo concepto tienen algún sentido o interés. Los intercambios de opiniones son mayormente catastróficos porque esconden en el fondo una verdad dolorosa: no están partiendo de los mismos conceptos de las cosas y todo deviene una charla de locos, sin sentido, sin profundidad ni consistencia alguna. Es como cuando charlamos sobre la existencia de dios: se parte del mismo concepto de dios? La TV es el reino de la opinión. En el mundo de la opinión nadie se hace esas preguntas de base y las discusiones se tornan vanas, inútiles e improductivas porque no tienen fondo; se trata de construcciones en el aire destinadas a desvanecerse al instante.

no comments for now

Trackback URI | Comments RSS

Responder